domingo, 20 de enero de 2013

Longaniza con tomate y pimiento asado


Ya hablamos en alguna otra ocasión de la longaniza por su sabor a especias, en detrimento de la butifarra o salchicha cuya insulsez queda patente cuando tenemos la ocasión de compararlas.
Para esta preparación, procurad proveeros de una buena longaniza que no esté recién hecha, sino que haya estado secándose unos días al  oreo, esto hará que la piel esté seca y la carne haya tomado sabor de las especias.


Receta simple y de supervivencia, ideal para que los estudiantes y otras variedades de malcomidos puedan elevar su status e incluso marcarse un cierto farol.

INGREDIENTES
-Una longaniza
-Tomate natural triturado (Si es delata, si es natural, un par de tomates rallados)
-Pimiento asado, en mi caso 4 pimientos de piquillo


Cortar la longaniza en trozos de unos 10cm de longitud . Pincharlos un poco para que suelten la grasa y ponerlos a freír en una sartén con poco aceite.
Dar un par de vueltas a los trozos de longaniza para que se doren por todos los lados.


Cuando estén dorados, tirar una parte de la grasa que habrá soltado la longaniza y echar unos 400grs de tomate natural triturado.
Dejar cocinarse a fuego lento hasta que el tomate este frito.
Agregar el pimiento asado cortado a cuadros o a tiras y dejar cocer un par de minutos mas.



Como resultado de la cocción el tomate habrá disuelto todos lo jugos caramelizados de la longaniza que había en la sartén.
Adornar con un poco de perejil fresco.


Servir sola o con unas patatas fritas.
A disfrutarla!!
Bartolo

1 comentario:

  1. Pues si, muy facil y sin tonterias, rico, rico. Besos

    ResponderEliminar

Este blog se nutre de tus comentarios.
Gracias por dejarlos, sin duda me ayudarán a mejorarlo.