viernes, 22 de marzo de 2013

Calçotada

La calçotada es una comida típica del Camp de Tarragona que tiene su epicentro en la localidad Tarraconense de Valls.
Consiste en comer Calçots que son unas cebollas tiernas especiales, también llamadas en otros sitios "cebollas babosas" asadas a fuego vivo, típicamente de sarmientos. Seguidos de todo tipo de carnes a la brasa principalmente cordero y otras "frutillas del cerdo".
Para condimentar todo esto se usa una salsa de calçots o salvitxada para los puristas, básicamente es una salsa romesco que ya mostramos una vez como se hacía AQUÍ. Todo esto regado con un buen vino tinto y cava de la zona a discreción.
El postre tradicional suele ser naranjas y crema catalana, pero inevitablemente en las calçotadas particulares se ve complementado con brazos de gitano, bizcochos, tartas, etc etc

 
La calçotada sirve de punto de encuentro para amigos y familiares. Quien tiene un sitio adecuado la prepara al aire libre en una hoguera o barbacoa y quien no lo tiene la hace en un restaurante. Esto último aunque sale más caro es más fácil y evita considerables trajines.  Pero la verdad es que para los que nos gusta la cocina no es lo mismo.....
La calçotada es una comida completa, que digo una comida, es un día completo lleno de amistad, de conversación alrededor de una mesa entorno a una comida pantagruélica
Leed sobre la Calçotada en la wiki , vista por los protagonistas y por los forasteros.

INGREDIENTES
Para el vermut 
-Olivas, patatas, frutos secos, fuet
Para el primero
-Calcots unos 20 por persona
-Salsa de calçots o romesco
Para la brasa
-Patatas y alcachofas para asar en las brasas
-Longaniza, chorizo, morcilla, butifarra, panceta
-Cordero, Pollo (Para acallar conciencias de los de régimen)
Para postre
-Naranjas
-Crema catalana, brazo de gitano, bizcocho o tarta, o de todo un poco.

El día de antes hacer la salsa, que básicamente será similar a esta salsa romesco que hicimos una vez.
Para empezar se compran los calçots, ni muy gruesos que sino no se cuecen, ni muy finos que sino se consumen en el fuego. Se preparan cortándoles las colas dejando aproximadamente unos 4 / 6 dedos de la parte verde.
Se ponen en la parrilla, que se toquen pero que no se amontonen, el fuego les ha de tocar a todos.


Se enciende el fuego de sarmientos, ramas o palos finos para que haga llama y se pone encima la parrilla con los calçots. Cuando se consuma el fuego y queden las brasas se han de añadir más palos, ya que la cocción ha de ser con fuego no con brasa. Los calçots quedarán negros por fuera, socarrados.


Cuando empiecen a estar cocidos pero aun tersos, retirar del fuego y hacer paquetes de unas 20 unidades forrados en dos o 3 hojas de papel de periódico. Guardarlos en una nevera portatil, donde terminarán su cocción y se mantendrán calientes hasta su consumo.


Ir añadiendo leña al fuego para mantener las llamas vivas hasta que acabemos con todos los calçots.


Terminados los calçots quedaran las brasas, Allí hemos de hacer las patatas las alcachofas y la carne.
Si sospechamos que no habrá brasa suficiente por ser muy fina, añadimos una palada de carbón, le damos un poco de aire para que se encienda y se ponga incandescente.


Apartamos las brasas a un lado, ponemos las patatas forradas en papel de aluminio en el fondo y echamos las brasas por encima. Enterradas allí las patatas se harán mientras hacemos la carne. Esto se llama "patatas al caliu"


Le damos un poco de aire de nuevo para que las brasas cojan fuerza y a poner la carne....


Primero las chacinas del cerdo que les cuesta más tiempo...
Chorizos, longaniza, morcilla, butifarra y panceta. O lo que nos apetezca, no hay reglas fijas.


Dejaremos para el final la carne de cordero que se hace más rápidamente.


Mantener caliente en algún recipiente u horno.
Y ...¡¡¡¡A COMER!!!!!

Primero el vermut para abrir boca y comentar las vicisitudes de la preparación.
Los cocineros posiblemente ya habrán echado alguna cervecilla para relajar los rigores del fuego.


Luego abriremos los paquetes de los calçots que teníamos guardados conforme se van consumendo para que estén calientes.  Procedimiento:
Mientras se sujeta la cebolla con la mano derecha se coge por la parte exterior con dos dedos de la mano izquierda la parte socarrada y se tira hacia abajo. El calçot se pelará dejando al descubierto la carne blanca, tersa y dulce.

Se moja la cebolla en la salsa y mirando al cielo se introduce en la boca para degustar el bocado exquisito.
Dependiendo del grosor del calçot cada uno dará para dos 3 bocados con sus consiguientes mojadas en la salsa.
El uso de guantes de plastico o baberos lo reservamos para los forasteros. Entre los autoctonos no esta bien visto ;-)

Terminados los calçots se reparten las patatas cocidas enterradas en la brasa. Media para cada uno con un poco de salsa romesco o alioli por encima (os lo imaginais que no hay foto)


Se pone la carne en la mesa y que cada uno se sirva lo que quiera. Primero las chacinas.


Luego Chuletas y costillas de cordero tostaditas....


Obligatorio repetir un par de veces hasta que el ego quede satisfecho. Las fotos no hacen justicia y además a partir de aquí ya dejé de hacerlas porque se me fue el santo al cielo.


Estábamos a lo que estábamos, lo siento.
Como indiqué más arriba luego vienen todo tipo de postres regados con vino y cava etc etc...

Cafés charla y dejar languidecer la tarde.
Disfrutadla!!
Bartolo


1 comentario:

  1. Joder, qué pasada!!! :-D Estupenda la calçotada. Y la salsa romesco qué tal? Salió buena???

    ResponderEliminar

Este blog se nutre de tus comentarios.
Gracias por dejarlos, sin duda me ayudarán a mejorarlo.