jueves, 12 de abril de 2012

Almejas a la marinera

Las almejas son el marisco por excelencia.
Se comen de muchas formas, pero es en esta preparación, escasamente cocidas, lo suficiente para que se abran y suelten sus jugos que serán trabados con el ajo, el perejil y un poco de harina, como mejor me saben.

Hay quien se resista a unas buenas almejas a la marinera????
Yo no conozco a nadie, a pesar de que con ese nombre se esconden preparados de lo mas variopinto.



Esta preparación es de las del tipo de comprar buena materia prima,  y luego tener cuidado de no fastidiarla durante la ejecución de la receta, que por otra parte no tiene ninguna dificultad.

INGREDIENTES
-Almejas, 500grs

-3 ó 4 dientes de ajo
-Perejil
-AOVE
-Media cucharada rasa de harina

Picar los ajos en el mortero con un poco de sal para que no salten.


Poner una sartén en el fuego con una cucharada de AOVE a calentar.
Cuando el aceite esté humeante echar las almejas.


Dar unas vueltas y añadir media cucharada rasa de harina.Continuar rehogando el conjunto.
Las almejas se abrirán y empezarán a soltar los jugos.
En el mortero poner un buen puñado de perejil picado y medio vaso de agua. Dar unas vueltas para que se mezcle.


Volcar sobre las almejas en la sartén, que habrán hecho una especie de roux. Darle vueltas dejando que lleguen los líquidos a ebullición y se mezclen los sabores de todos los elementos.


En aproximadamente un par de minutos, estarán las almejas abiertas, la salsa espesita y el plato practicamente listo.


Poner en un plato o bandeja bonita, ya que el plato lo merece.


Servir caliente o templado.
Que aproveche!!

PD Estas almejas acompañando una pasta, unas legumbres o un arroz, deliciosas...!!
Bartolo

4 comentarios:

  1. Me encantan las almejas a la marinera, te han quedado de 10. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Anoche las comimos Bartolo, ay omá que ricas jajaja. Besos

    ResponderEliminar
  3. Hacen que un dia laborable se convierta en un dia de fiesta!!!
    Gracias por vuestros comentarios!!

    Bartolo

    ResponderEliminar
  4. Lo único que me impide comer este suculento plato mas a menudo es el precio pero de vez en cuando me doy ese caprichillo y siempre triunfa.
    Te quedó rico, rico.

    Pochoncicos.

    ResponderEliminar

Este blog se nutre de tus comentarios.
Gracias por dejarlos, sin duda me ayudarán a mejorarlo.