martes, 30 de octubre de 2012

Escudella

 Ya llega el frío, y en esta época la primera regla de la cociner@ es tener caldo en la nevera a su disposición, para en cualquier momento armar una buena sopa que caliente el cuerpo y reconforte el espíritu.


Tenía dudas si llamar a esta preparación Escudella o Sopa de verduras con garbanzos.
Pricipalmente porque parece que el nombre de escudella está reservado a la preparación catalana navideña con galets, etc etc
Me he decidido finalmente por mantener ese nombre ya que la preparación es casi idéntica así como los ingredientes y como bien sabéis somos poco dogmáticos por aquí.


INGREDIENTES (Para 8)
-Un trozo de 1/4 de gallina
-Un trozo de costilla de ternera y un hueso de rodilla
-Una carcasa de pollo y un hueso de espinazo de cerdo.
-Dos trozos de hueso de jamón
-Dos zanahorias y un par de partes verdes de puerro.
-100grs de garbanzos puestos a remojo la noche anterior
- Lo que pillemos por la nevera cárnico o vegetal, etc etc

-Una cebolla, un puerro
-Un par de zanahorias, judías verdes, col etc
-Un puñado de pasta gruesa, galets o fideos gordos



Poned todos los ingredientes, excepto los garbanzos, en la olla a presión con el agua fría.
Llevar el agua a ebullición y desespumar .
Cuando el agua este hirviendo echad los garbanzos bien escurridos


Tapar la olla y cocer a a fuego lento 1 hora después de que salga vapor.
Cuando ya esté, separar el caldo por un lado, los garbanzos por otro. Las verduras y la carne separada de los huesos por otro lado.
Reservar todo por separado.

En una olla aparte poner a saltear en una cucharada de AOVE una cebolla y el puerro cortado a trozos.
Cuando estén empezando a saltearse agregar la zanahoria, las judías verdes, col etc.


Cuando este todo rehogado agregar una parte del caldo de la olla.


Dejar cocer el conjunto hasta que las verduras estén bien tiernas.


Agregar los garbanzos, las verduras y la carne que hayamos podido recuperar del caldo cortados a dados gordos. Si no tenemos garbanzos del caldo también podríamos ponerlos de un bote lavados.
Echar un puñado de pasta gruesa y cocer todo junto hasta que la pasta este blanda.


Servidlo caliente, en plato hondo o cuenco, y disfrutad de este plato de cuchara que nos retrotrae a los años de la nuestra niñez y a las cocinas de nuestras abuelas.


Que aproveche!!
Bartolo







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog se nutre de tus comentarios.
Gracias por dejarlos, sin duda me ayudarán a mejorarlo.