jueves, 15 de noviembre de 2012

Champiñones con butifarra negra

Primero hablaremos de la butifarra:
Se ha llamado butifarra a toda clase de embutido catalán, o de los alrededores, que tenga algo metido en una tripa, desde las salchichas al fuet. Haciendo caso omiso del contenido. Es un error
La butifarra o "butifarra de perol" es un embutido que se hacía al final de la matanza con los despojos del cerdo. Allí se agregaban todos los recortes y tajos que no podían hacerse en otra preparación y la precariedad de los medios de conservación hacían que se temiera por su durabilidad.


Básicamente la componen cabeza de cerdo, corazón, otras vísceras, intestinos gruesos y cortezas. Dándole el remate final la sangre o no en función de que fueran blancas o negras.

INGREDIENTES
-500grs de champiñones
-Una butifarra negra
-Una cebolla gorda
-Un par de dientes de ajo
-Perejil, medio limón


Lavar y Limpiar los champiñones cortándolos a cuartos.
Cortar la cebolla en brunoise (a daditos pequeños) y ponerla a pochar en una sartén amplia con un par de cucharadas de aceite.


Cuando esté medio pochada agregar los champiñones con unas gotas de limón para que no se pongan oscuros. Saltear a fuego fuerte.


Cortar la butifarra a rodajas de unos 5 mm. Cuando los champiñones estén medio pochados, agregar a la sartén.


Darle vueltas para que se mezclen los sabores y se caliente la butifarra. No necesita mucho porque ya está cocida.


Rectificar de sal y pimienta si se quiere.


Espolvorear con perejil picado al final de la cocción, ya que si lo hacéis antes se pondrá negro.


Servir caliente para gozar de la textura gelatinosa de la butifarra.


Disfrutadla.
Que aproveche!!
Bartolo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog se nutre de tus comentarios.
Gracias por dejarlos, sin duda me ayudarán a mejorarlo.