sábado, 24 de noviembre de 2012

Sopas de ajo

En algún lado por ahí se les llama sopa castellana, pero ni Castilla tenía el monopolio de tratar de hacer mas pasadero el pan duro, ni el resto de localizaciones desmerecen en el intento, ya que sopas de pan hay por todos los lados.


Y respecto a lo que acompañaba a los mendrugos, pues era lo que buenamente se pillaba por ahí. Que no eran tiempos de andarse con remilgos por exquisiteces ni de platos "a la carta"



INGREDIENTES
-Pan asentado del día anterior, a poder ser "bueno"
-Ajos. pimentón, AOVE
-1.5 lts de caldo, si no se tiene, de tetrabrik o hacedlo de pastilla.


En una cazuela, poner una cucharada de AOVE y poner a freír los ajos, cuando empiecen a dorarse apenas, agregar el pimentón, dar unas vueltas rápidas para que no se arrebate y agregar el caldo.


Llevar a ebullición y cuando hierva añadir el pan cortado a rodajas muy finas, de un par de milímetros.


Cuando el caldo vuelva a hervir la sopa  agregar un huevo por persona y cuando cuaje ya está lista.



Servir en plato hondo o  en cazuela.
Ojo con la temperatura que guardan el calor una barbaridad


Pueden batirse los huevos durante el cuajado y quedara todo el huevo deshilachado.
Si no se bate, al servir hay que repartir un huevo por persona (Obviamente si se guarda a relación)


Que aproveche!!
Bartolo




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog se nutre de tus comentarios.
Gracias por dejarlos, sin duda me ayudarán a mejorarlo.