jueves, 16 de agosto de 2012

Ensalada de pasta con Salmón marinado

Estamos en verano y hay que disfrutar de todo tipo de ensaladas y mezclas.
En este caso os acerco un plato del tipo casi único (depende de lo tragones que sean vuestros comensales)


Es muy cómodo, puede y debe prepararse con antelación y así nos deja tiempo libre en los atareados momentos de antes de sentarse a la mesa.
También resulta Ideal para llevar en el tupper y disfrutarlo donde sea.

INGREDIENTES
-Pasta de colores, a poder ser. (En el sabor no hay mucha diferencia, pero si en el colorido final del plato)
-Una cebolla tierna, un tomate de ensalada, un pepino.
-Medio pimiento rojo y medio verde. Si son pequeños los ponéis enteros.
-Un par de huevos
-Salmón marinado según lo hicimos AQUÍ o en su defecto ahumado
-AOVE, Vinagre de manzana y un poquito de mostaza.


Ponemos a cocer la pasta en agua con sal, y si los huevos que tenemos son frescos, los lavamos debajo del grifo y los ponemos a cocer con la pasta. Este es el método que usaban nuestras madres y abuelas, así que yo as´y lo hago cuando lo necesito.
No hay peligro por posible contaminación alimentaria al hacerlo de esta forma, ya que la cascara del huevo es porosa y si estaba contaminado la contaminacion ya estará dentro. En todo caso se nos va a descontaminar al sumergirse en un medio estéril (agua hirviendo)


Ambos elementos tardan aprox 10 minutos, para los huevos estar mas tiempo no es mucho problema, pero para la pasta sí, así que atención a las instrucciones del paquete.
Cuando estén cocidos ENFRIAR y escurrir.
Es importante enfriar bien la pata para evitar que se continue cociendo y se nos quede blanduzca y pegajosa. Respecto a los huevos fríos, no queman y se pelan mejor


Mientras tanto cortad las verduras a daditos no muy pequeños, del mismo tamaño de la pasta aproximadamente. Reservar en la fuente donde se va a hacer la ensalada.


Añadir la pasta fría y bien escurrida a la fuente.


Los huevos pueden ponerse en plan decorativo o picarlos y añadirlos a la ensalada. Yo usé esta segunda opción.


Cortar el salmón a trozos pequeños y  añadirlo a la ensalada reservar unos cuantos si se desea para adornar por encima.
Hacer la vinagreta con AOVE, vinagre blanco suave, de manzana por ejemplo y una punta de mostaza al gusto.
Agregar unas hierbas, le van eneldo, estragón y/o albahaca


Menear bien todo el conjunto para que se mezclen los sabores y se impregnen bien de los líquidos.

Dejar reposar en la nevera un buen rato dándole alguna vuelta.
Servir fría, obviamente.
Que aproveche!!
Bartolo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Este blog se nutre de tus comentarios.
Gracias por dejarlos, sin duda me ayudarán a mejorarlo.