jueves, 21 de junio de 2012

Caracoles asados

Tengo un amigo en mi pueblo, un pueblo del interior, que dice de los caracoles que son los mariscos de tierra.Y es que estos gasterópodos no pasan desapercibidos a nadie. Son de ese tipo de comidas que o se aman o se odian. En este blog se aman. Se aman guturalmente , en cualquier salsa o preparación, con la única condición de que sean gordos, no caracolillas o "rechinas" . Estos caracolillos pequeños en mi pueblo se le daban a las gallinas y a los patos para que los huevos tuvieran la cascara dura y no se rompieran los huevos.


El principal problema o causa de repudio que originan los caracoles es como purgarlos y limpiarlos.
Tras su captura, para desposeerlos de los sabores de sus últimos alimentos, hay que tenerlos unos días en una cesta o caracolera (una semana o así) sin ningún tipo de alimento. Este ayuno hará que se purguen y se limpien. Al final de este proceso, el caracol entrará en una especie de letargo haciendo en su la boca de su cascara una tela sellante y estará listo para su consumo.

En este link de aquí podemos ver cómo se limpian y algo más
Para saber más sobre los caracoles Ver la Wiki
Para saber algo más del uso culinario de los caracoles leed AQUÍ

 Personalmente la forma en que más me gustan los caracoles son asados, y de esta forma los vamos a cocinar hoy. No obstante a mi me gustan a rabiar con cualquier condumio.



INGREDIENTES
-1Kg de caracoles
-Un puñado de sal

PARA LOS MOJOS

-Aliolli
Ver como se hace AQUÍ

Mojo de tomate
-Dos dientes de ajo
-Un tomate bien maduro
-Vinagre, aceite sal y ajo

Partiendo de unos caracoles debidamente purgados.
Lavadlos con 3 ó 4 aguas dándoles tiempo suficiente para que salgan las cucas. Dejadlos escurrir bien.



Poner una sartén en el fuego y poned allí los caracoles.
Echar un puñado de sal gorda por encima.



Los caracoles saldrán fuera y empezarán a babear. La baba cubrirá toda la sartén y los caracoles.
Hay que seguir dándoles vueltas en la sartén poco a poco.



Manteniendo la sartén en el fuego y dándole vueltas coseguiremos que poco a poco dejen de soltar liquido y se vayan secando los caracoles.
Cuando los caracoles estén secos, ya están hechos.



Listos para servir con un mojo para poder untarlos. Tradicionalmente Alioli

Sin embargo yo quise hacer también un mojo de tomate.
Picar en un mortero un par de ajos con sal gorda.
Cuando estén picados añadir un tomate cortado a daditos (concasé) y picarlo todo junto.
Añadir un buen chorro de vinagre y un hilo de AOVE



Sacar los caracoles y untar en el mojo que nos guste. Los podemos servir con unas patatas cocidas para acompañar.







Si os gustan los caracoles, probadlos así. Son deliciosos

Que aproveche!!!
Bartolo

3 comentarios:

  1. me encantan los caracoles pero nunca los he probado asi


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  2. Pues pruebalos y verás quecosa mas rica!!!
    Un abrazo
    Bartolo

    ResponderEliminar
  3. Mi madre los mantenía tres o cuatro días a dieta de harina de maíz (polenta). El gusto que le queda a la carne es sublime...

    ResponderEliminar

Este blog se nutre de tus comentarios.
Gracias por dejarlos, sin duda me ayudarán a mejorarlo.